Proverbio Yoruba XXVI

Proverbio Yoruba XXVI – ÌMÚ ERIN LÓ FUN ERIN NÍ ÈNÙ NLÁ.

Es la nariz del elefante la que da una boca tan grande.

 

Las escrituras de Ifá enseñan que todo lo que llega a existir dentro del Ser tiene un propósito y un destino. El elefante tiene una boca grande porque tiene una nariz grande. La razón de que tenga una nariz grande es porque usa su nariz para alcanzar las hojas de la copa de los árboles. Por analogía, todos nacen con un tamaño y forma de cuerpo que es apropiado a su propósito y destino. Esto es cierto para todos, incluyendo aquellos que pueden estar física o mentalmente restringidos. En la teología de Ifá no existe el “estar maldecido por los dioses”. El potencial mental y físico que cada persona trae a cada vida es el resultado de una elección personal que es hecha entre los estados de reencarnación. Por esta razón, Ifá enseña que es inapropiado criticar cualquier forma de discapacidad o limitación. La misma advertencia se aplica a la lástima de sí mismo y a la inseguridad.

Cada uno viene a esta vida con las herramientas necesarias para aprender las lecciones de un período dado de reencarnación. Es por eso que la nariz de un elefante nunca es demasiado grande, es siempre del tamaño correcto para la tarea a hacer.

 

Autores recomendados:
Awo Falokun Fatunmbi
Awo Falokun Fatunmbi Egbe Ìwá Pèlé